La deuda es cáncer y cómo salir de ella

Imagen que muestra que La deuda es cáncer y cómo salir de ella

La deuda es cáncer Introducción  

Tú y yo lo sabemos, la deuda es cáncer, y en esta columna vamos a explicar cómo salir de ella, pero primero voy a demostrar irrefutablemente que la deuda es cáncer y que como todo cáncer que padecemos atenta gravemente contra nuestra vida y debe ser destruido a cualquier costo, te explico por qué:

Causas de por qué la deuda es cáncer

1. Los intereses

No solo tienes que pagar el capital que pediste, también los intereses que la deuda va generando con el transcurso del tiempo, que suelen pactarse mensualmente, pero que cuando lo calculas anualmente y te das cuenta que sobre ellos se aplica el interés compuesto finalmente logras tener conciencia de que se trata de un contrato de esclavitud, una bola de nieve que crece y crece.

2. Interés moratorio y cláusulas penales

Por si el infierno financiero fuese poco, no olvidemos que las cosas pueden empeorar aún más, y que, si llegas a atrasarte en un pago, es muy común que tu contrato de crédito contenga una cláusula de interés moratorio que sube la tasa que pagas aún más.

Esto se ve agravado aún más si además el contrato tiene clausulas penales, es decir multas por incumplir con el pago de tus deudas.

3. La temida cláusula de aceleración

Esto es el séptimo círculo del infierno de Dante, la cláusula de aceleración va incluida en algunos instrumentos financieros y consiste básicamente en que si tu llegas a incumplir alguna cuota de tu deuda, esto activa la cláusula y se hace exigible ¡la deuda completa, con intereses incluidos!.

4. El reajuste inflacionario

No solo tienes que pagar el capital más los intereses, intereses moratorios, cláusulas penales, de aceleración, repactaciones y otros, sino que también tienes que pagar el reajuste que causa la inflación es decir la pérdida de valor adquisitivo que sufre el dinero a través del tiempo.

5. Te convierten en un esclavo financiero y no te dejan salir de la deuda

En el libro de Gabriel García Márquez «La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada» se cuenta la historia de Eréndira.

Eréndira es una joven cándida y sumisa que es criada por su abuela y que contrae una deuda que no podría pagar ni aunque trabajase toda su vida.

El origen de la deuda viene del incendio que se produce accidentalmente al dejar una vela encendida en la noche la cual incendia la casa de la abuela. La joven es obligada a prostituirse para pagar la deuda.

Un joven llamado Ulises la conoce y se enamora de ella, escapan juntos pero son sorprendidos por la abuela, la única solución posible según Eréndira, ya cansada de tanto abuso, es matar a la abuela, y así lo hace Ulises, la acuchilla y la abuela muere.

Al final  del libro Eréndira huye del lugar corriendo contra el viento más veloz que un venado, y nunca se volvió a saber de ella.

No pretendo que mates al banco, pero si que salgas de la deuda y evites a toda costa caer nuevamente en ella, que dejemos de ser esclavos de los bancos u otras instituciones financieras, y que comencemos a trabajar para nosotros y nuestras familias, y no para otros.

Por lo anterior es que siempre insisto en la idea de estar permanentemente capitalizándonos para alcanzar la independencia financiera.

Salir de la deuda

En esta sección quiero mostrar las opciones que hay para salir de la deuda para siempre.

Primero lo primero, antes de comenzar una frase de sentido común que utilizan los estadounidenses:

If you find yourself in a hole, stop digging | Si te encuentras en un hoyo, deja de cavar. Primera ley de los hoyos

Lo que quiero decir es: No te endeudes más.

Saber si eres viable financieramente para salir de la deuda

Antes de comenzar a preguntarte por el cómo salir debes plantearte esta situación ¿Soy viable financieramente?, es decir, preguntarte ¿si trabajando normalmente es posible que algún día salga de la deuda?.

Es de vital importancia determinar si tus niveles de endeudamiento se te fueron de las manos o no y por donde debemos comenzar.

No soy viable Financieramente

Si tu respuesta a la pregunta es NO, es decir el capital y los intereses de la deuda hacen imposible su pago teniendo en cuenta tus capacidades entonces tienes que enfrentar el problema de forma radical y optar por la quiebra.

Quiebra o procedimiento concursal de liquidación o quiebra

Según en qué país de Hispanoamérica te encuentres debes investigar cómo funciona el proceso de quiebra en tu país, es algo relativamente simple ya que este procedimiento dependiendo del país en que vivas se conoce como procedimiento de quiebra, insolvencia, concursal, de liquidación etc.

La idea de la quiebra voluntaria es entregar tus bienes y empezar de cero, no es posible en todos los países, sin embargo, la mayoría tiene legislación de insolvencia de personas.

Si eres viable financieramente

Si eres viable desde un punto de vista financiero y tienes una o más deudas revisa los siguientes aspectos legales antes de pasar al tema de la planificación de los pagos.

Antes de ver las posibilidades de pago revisa lo siguiente

Prescripción

Las deudas tienen una fecha de «vencimiento» es decir a quién tú le debes dinero (tu acreedor) tiene un período de tiempo para exigir judicialmente el pago de la deuda, si no lo hizo dentro del plazo establecido por ley entonces la deuda se encuentra prescrita.

El plazo de prescripción varía según la forma en cómo se haya documentado la deuda, pero entre 1 a 5 años desde que es exigible suele ser el estándar en los países hispanos.

Por lo tanto si tienes varias deudas puedes revisar si es que alguna de ellas se encuentra prescrita, eso produce el siguiente efecto, tu acreedor ya no podrá exigir judicialmente el pago de la deuda.

Negocia una quita

Puedes revisar la fuerza de tus acreedores, según el tipo de deuda que tengas y la forma en cómo esté documentada tu acreedor será más o menos fuerte para exigir que cumplas con el pago.

Si tu acreedor está en una posición débil puedes negociar una quita, es decir un pago parcial para acabar con la deuda.

Muchas empresas prefieren un pago parcial a que no les paguen nada de la deuda, no dejes de explorar esta opción y siempre haz ofertas.

Ve si puedes pagar menores tasas de interés

Si tienes varias deudas es conveniente negociar con los bancos una compra de cartera o incluso la portabilidad financiera, esto consiste en que te cambias al banco que te ofrezca pagar la menor tasa de interés posible por la deuda.

La única finalidad de esta estrategia es que pagues menos interés, NO debe ser alargar el plazo del pago de la deuda.

Hay que tener en consideración en esta opción también el tema de los costos, y ver el costo total del crédito.

Antes de ver las opciones de pago ordénate con lo siguiente:

Elimina los gastos hormiga (gastos pequeños e irrelevantes)

Sobre esto una cita de un gigante:

Beware of little expenses. A small leak will sink a great ship. | Ten cuidado con los gastos pequeños, un pequeño agujero puede hundir un gran barco. Benjamin Franklin

Hay que estar alerta con los pequeños gastos hormiga que lenta pero progresivamente se van comiendo nuestro presupuesto, si uno necesita salir de la deuda con urgencia son los primeros gastos que tienes que cortar de raíz.

Dentro de estos gastos encontramos a los cigarrillos, alcohol, netflix, spotify, el agua embotellada y otros productos o servicios de suscripción que van comiéndose nuestros ingresos.

Si quieres ver la magnitud calcula el gasto mensual en que incurres en cada uno de estos ítems, y multiplícalo por 12, eso te dará el total anual, y si ¡es una cifra grande!

Haz un presupuesto

Hacer un presupuesto puede llegar a ser algo bastante complejo, aquí encontré un video que lo simplifica al máximo.

La idea de esto es hacer un seguimiento exhaustivo de tus ingresos y gastos.

Ten en consideración que debe sobrarte dinero, queremos nuestra libertad y salir de las deudas, por ello no pongas todos tus ingresos, sino que una fracción, y nos debiese sobrar dinero incluso después de pagar las deudas, queremos exterminar la deuda radicalmente, es decir, desde la raíz.

Ve si puedes incrementar tus ingresos

Recuerda que queremos salir de la las deudas lo antes posible, para ello no sólo tenemos que reducir y planificar  nuestros gastos, sino que también ver si es posible aumentar nuestros ingresos.

Aquí tenemos que ver si podemos trabajar horas extras, tener un trabajo part-time, etc.

Si tienes un negocio explorar nuevos servicios o productos que aumenten nuestras ganancias, etc.

Vende lo que no usas

Si tienes cosas que no utilizas véndelas, guarda el dinero para planificar el pago de tus deudas.

El Pago de la deuda

Una vez llegados a este punto tenemos que analizar algunas cuestiones importantes como por ejemplo:

¿Qué deuda pagar primero?

Por regla general lo más conveniente es pagar aquella deuda que tenga la tasa de interés más alta, recuerda que estamos luchando contra la fuerza más poderosa del universo: el «interés compuesto».

Por lo tanto por regla general las que nos conviene pagar primero son las que tienen la mayor tasa de interés.

Haz una lista de todas tus deudas ordenándolas bajo este criterio: de mayor a menor tasa de interés y comienza a pagar las que tengan una mayor tasa de interés.

Continua con la misma estrategia

Realiza la misma acción hasta que hayas conseguido pagar el total de tus deudas y te hayas librado de la servidumbre financiera.

 

Consideraciones adicionales

¿Me conviene tener tarjeta de crédito si ya dejé las deudas?

Depende, en mi caso la uso como tarjeta de débito, es decir, uso el crédito, pero abono el cupo utilizado inmediatamente con ello los costos bajan muchísimo.

Otras personas son como Rebecca Bloomwood, la protagonista de la película Confessions of a shopaholic (confesiones de una adicta a las compras) que simplemente no se pueden resistir ante la tentación de una tarjeta de crédito y gastan su cupo apenas esta llega a sus manos.

Por lo tanto, si no puedes controlarte y tener disciplina sobre las tarjetas, mejor será no tenerlas.

Siempre estar en comunicación con tus acreedores, no esconderse.

Es fundamental que tus acreedores tengan noticias y sepan de ti, lo ideal es no llegar a juicios de cobranza, que lo único que hacen es incrementar más tu deuda, haz ofertas, si te dicen que no vuelve a insistir, no importa que te den un portazo, tienes que mantener siempre los canales de comunicación abiertos.

El interés compuesto es la fuerza más poderosa del universo

Recuerda que el interés compuesto es la fuerza más poderosa del universo y puedes utilizarlo en tu contra adquiriendo deudas o a tu favor adquiriendo acciones, fondos de inversión, etf, etc.

 

Conclusiones

  • La deuda es cáncer y hay que salir de ahí como sea.
  • Si te encuentras en un hoyo, deja de cavar: deja de endeudarte.
  • La fuerza más poderosa del universo es el interés compuesto, si tienes deudas, estás utilizando esa fuerza en tu contra.
  • Analiza si eres viable financieramente.
  • Reduce todos los costos, y mantén vigilados y controlados tus gastos e ingresos.
  • Analiza la posibilidad de deudas prescritas, quitas, compra de cartera para pagar menos interés.
  • Si te es posible aumenta tus ingresos.
  • Comienza a pagar la deuda que tenga mayor tasa de interés.
  • Siempre estar en comunicación con tus acreedores.
Comparte en tus redes sociales

2 pensamientos sobre “La deuda es cáncer y cómo salir de ella”

  1. Pingback: Los secretos de la capitalización para alcanzar la independencia financiera

  2. Pingback: La inflación y la independencia financiera | Capitalizándonos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *