Los secretos de la capitalización

Los secretos de la capitalización para alcanzar la independencia financiera

Introducción para alcanzar la independencia financiera

En esta publicación nuestro objetivo es  mostrar los Los secretos de la capitalización individual para alcanzar la independencia financiera. Adicionalmente mostraremos los elementos culturales que no nos permiten o que nos dificultan alcanzar la independencia financiera.

Mostraremos algunos de los hábitos que hacen que en vez de alcanzar la independencia financiera logremos el objetivo exactamente opuesto, ser esclavos financieros

Posteriormente mostraremos la diferencia entre un activo y un pasivo, que es lo fundamental para poder tener conciencia de lo que hacemos con nuestro dinero. 

Finalmente analizaremos algunos enemigos que nos impiden o nos dificultan alcanzar la independencia financiera. 

La forma de pensar que recibimos de nuestras familias

Desde niños hemos sido educados con una mentalidad que ha sido modelada por nuestros padres, ella comienza con la idea de que tenemos que ir a la universidad para ser profesionales, para luego conseguir un puesto de empleo seguro en una gran empresa y así poder ganar mucho dinero con nuestra fuente laboral, ir especializándonos en nuestro conocimiento, obtener un magister, y tal vez un doctorado. 

Una vez conseguido lo anterior, lo siguiente debería ser formar una familia, para lo cual vamos a necesitar comprar una casa grande y luego un auto grande donde podamos tener cabida todos.

Esta forma o estilo de vida descansa sobre la seguridad que nos brinda un trabajo estable que obtuvimos gracias a las credenciales académicas que obtuvimos, hasta aquí todo parece ser  razonable, pues bien, ese es precisamente el problema.

hombre plan familia casa vehiculo

Algunos problemas económicos que generan las ideas tradicionales

La forma tradicional de pensar de las familias genera varios problemas prácticos muy difíciles de solucionar y que a largo plazo sólo empeoran más nuestra situación económica, vamos a repasar algunas de estas ideas.

Un empleo seguro que nos aporte mucho dinero y así sostener nuestro estilo de vida.

El sólo hecho de tener un empleo implica tener (por regla general) una sola fuente de ingreso, y como se dice en el mundo de las finanzas, tener una sola fuente de ingresos significa estar a un solo paso de la pobreza, con lo cual quiero decir que es poco razonable poner todos los huevos en una sola canasta, en este caso sería tener un solo empleo ¿qué pasa si lo pierdes?

Los riesgos de una sola fuente de empleo

Hay personas que realizan este anhelo y que se especializan en sus trabajos aquí cabe preguntarse ¿qué pasa si ese conocimiento queda obsoleto o deja de usarse o la empresa para la cual trabajan quiebra?

No sólo habrán perdido el empleo, sino que el capital invertido en haber estudiado en una universidad un diplomado, magister e incluso doctorado.

El problema de la deuda

imagen que muestra deudas y una calculadora

Estamos acostumbrados a pagar todo con préstamos ya sea en forma de tarjetas de crédito, créditos de consumo, créditos hipotecarios, etc. La universidad, el vehículo, la casa, los muebles, loa electrodomésticos, y en algunos casos más graves incluso nuestras compras cotidianas como comida, útiles de aseo o cuentas básicas.

El problema con ello es que vamos acumulando enormes cantidades de deuda, hasta el punto endeudarnos en exceso y no tener los suficientes ingresos (que provienen de nuestro único trabajo) para poder hacer frente a esta avalancha de deudas, y finalmente caer en una situación patrimonial crítica o peor aún, caer en quiebra.

El problema de la deuda no es sólo el capital adeudado, sino que es la tasa de interés, las tasas de interés de los créditos son altas, de tal manera que cuando pedimos un crédito por 100, terminamos pagando fácilmente 150.

Adicionalmente tenemos que sumar toda clase de comisiones, gastos operativos de las tarjetas, impuestos, etc. Con lo cual el monto de lo que debemos aumenta vertiginosamente casi sin darnos cuenta.

Si nos retrasamos en los pagos nuestra situación empeora aún más, porque frecuentemente el retraso genera toda clase de multas, intereses adicionales y otros cobros

Si mi deuda crece, tengo que ganar más dinero para poder pagarla

Mientras más nos endeudamos para poder conseguir nuestros anhelos necesitamos ganar más dinero para poder pagar esas deudas, las cuales son más difíciles de controlar. 

El problema es que mientras ganamos más dinero es muy común que nuestra tasa de impuesto como persona física o natural (no somos empresa) aumente progresivamente, es decir, mientras más ganamos el porcentaje de impuestos que nos cobran crece, y así es como nos metemos en un problema casi imposible de resolver. 

Identificando el problema

El problema parece ser a todas luces mis insuficientes ingresos y la deuda, sin embargo, ni la deuda, ni mis ingresos son el problema

El problema es nuestra forma de pensar, y lo primero que tiene que ser re-pensado es que el problema no tiene tanto que ver con cuanto ganamos, sino más bien en la forma en cómo administramos nuestros recursos y en segundo lugar tener la capacidad de distinguir adecuadamente un activo de un pasivo. 

Distinguiendo entre un Activo y un Pasivo

Normalmente se considera desde una perspectiva tanto jurídica como contable a un activo como un conjunto de bienes y derechos, mientras que dentro del pasivo tenemos a las obligaciones o deudas. 

Pues bien, esta forma de distinguir el activo del pasivo debe ser desechada para efectos de poder alcanzar nuestra independencia financiera. 

Forma incorrecta de entender el activo y el pasivo 

Forma incorrecta de comprender pasivos y activos
Activos Pasivos
Casas, inmuebles, etc.  Deudas
Vehículos  
Acciones  

Pusimos en esta oportunidad dentro del «activo», a los bienes y a los derechos, dentro de los bienes tenemos a las casas, departamentos, vehículos, acciones, acreencias, y otros.

Dentro de los derechos que comprenden el activo tenemos a las acciones, también podrían estar aquí acreencias. 

Dentro del pasivo tenemos a las obligaciones, que son básicamente deudas que tenemos con tarjetas de crédito, casas comerciales, bancos, cooperativas, etc.

Esta perspectiva de entender el activo y el pasivo es falsa si queremos ser independientes financieramente. Para poder alcanzar la meta de la independencia financiera debemos sustituirla por una que cambia completamente la forma de entender el activo y el pasivo. 

Forma correcta de comprender el activo y el pasivo 

Aquí la lógica es completamente diferente y para poder entender nuestras columnas de activos y pasivos nos basamos en Kiyosaki:

Activo: es todo aquello que pone dinero en nuestro bolsillo.
Pasivo: es todo aquello que saca dinero de nuestro bolsillo. 

La tabla explicativa de esto quedaría de la siguiente forma. 

Forma correcta de comprender pasivos y activos
Activos Pasivos
Inmuebles para arrendar Casas para vivir
Acciones Deudas
Bonos Vehículos
ETF‘s Tarjetas de crédito
Acreencias Netflix, Spotify premium, etc.

Ahora se puede ver que la composición de la tabla cambió, algunos bienes que se encontraban en el «activo falso» pasan a formar parte del pasivo, como por ejemplo los inmuebles o los vehículos.

Como les comentaba, la lógica con la que hay que comprender a la columna de activos es: si pone dinero en mi patrimonio entonces efectivamente es activo.  Y al contrario, es pasivo: si saca dinero de mi bolsillo. 

Con esto en cuenta pasemos a analizar la columna de activos que se muestra. }

Los activos

Aquí encontramos bienes y derechos que ponen dinero en tu bolsillo, y son por ejemplo: 

  • Bienes inmuebles: ellos pueden poner dinero en tu bolsillo si por ejemplo los utilizas para arrendarlos a otras personas y recibir la renta o canon de arriendo, asimismo podría ser una inversión si encuentras un inmueble a un precio económico que se revalorizará muy rápidamente y podrás vender a un precio superior del que lo compraste. 
  • Acciones: las acciones son derechos de propiedad sobre una empresa, al adquirir una acción te conviertes en dueño de una parte de la empresa, y ello te da derecho a recibir también una fracción de los dividendos o ganancias que la empresa generó, por lo tanto las acciones ponen dinero en tu bolsillo 
  • Bonos: Son títulos de deuda, se pueden comprar bonos de países o de empresas, y al adquirirlos ellas ponen dinero en tu bolsillo por los intereses que genera la deuda en beneficio tuyo al ser acreedor. 
  • ETF‘s Es un asunto que veremos con especial detención, pero básicamente son instrumentos indexados que buscan disminuir los riesgos y los costos de cotizar en la bolsa. También generan dividendos o incluso en algunos casos intereses, dependiendo del ETF y que van poniendo dinero en tu bolsillo. 
  • Acreencias, en este caso le prestaste dinero a alguien con una tasa de interés, ese interés pone dinero en tu bolsillo. 
Los pasivos

Aquí encontramos todo aquello que saca dinero de tu bolsillo, y encontramos: 

  • Casas para vivir: el lugar donde vives genera un montón de gastos de mantenimiento y reparación, como agua, electricidad, suministros, etc. 
  • Deudas: la deuda y sobre todos los intereses van sacando enormes cantidades de dinero de tu bolsillo. 
  • Vehículos: gasolina, permisos, patentes, multas, reparaciones son definitivamente uno de los pasivos que más dinero sacarán de tu bolsillo.
  • Tarjetas de crédito, Sacarán dinero de tu bolsillo no sólo por los intereses, sino que también por los gastos de administración, comisiones, y otros cargos muchas veces invisibles.
  • Servicios de suscripción mensual: como Netflix, diarios, Spotify premium, son servicios que mes a mes van sacando dinero de tu bolsillo.

La solución al problema y la independencia financiera

De lo mencionado anteriormente podemos deducir que la solución a nuestros problemas financieros se encuentra en administrar nuestros ingresos de forma adecuada, de manera que vayamos adquiriendo muchos activos como acciones o acciones en nuestra columna de activos, dicho de otra forma, poner muchos elementos que pongan dinero en nuestro bolsillo.

Asimismo debemos intentar reducir al máximo los pasivos de nuestra columna de pasivos, es decir: reducir aquellos elementos que sacan dinero de nuestro bolsillo.

Esta conducta de ir poniendo  activos a nuestra columna debiese permanecer hasta el punto en que los ingresos (flujo de efectivo) que genere nuestra columna de activos sea tan grande que nos permita vivir incluso sin tener que trabajar más. 

Problemas adicionales que obstaculizan alcanzar la independencia financiera

En este camino por encontrar la independencia financiera nos podemos encontrar con varios enemigos que pueden obstaculizar o incluso destruir nuestra columna de activos, algunos de ellos son: 

Inflación

La inflación es la pérdida del poder adquisitivo del dinero, es decir, el dinero pierde valor esto trae como consecuencia que con el paso del tiempo cada vez compremos menos cosas con una misma cantidad de dinero. 

Es por ello que tenemos que tomar medidas de protección frente a la inflación, como la adquisición de ciertos activos que nos protegen de ella. 

Impuestos

Los impuestos pueden ser un problema muy grande, y en esta área se requiere de conocimientos muy técnicos y especializados, sin embargo, lo fundamental respecto de los impuestos es que por regla general en los países el impuesto a la renta (el impuesto a lo que ganamos) sea progresivo (es decir mientras más ganamos el porcentaje de impuesto que pagamos va aumentando). 

Frente a esta situación lo más recomendable es que una vez que tengas suficientes activos y la situación de los impuestos se ponga cuesta arriba lo mejor será crear una empresa con personalidad jurídica distinta, el beneficio que esto tiene es que el impuesto que pagan las empresas es un porcentaje fijo y que se paga sólo sobre las utilidades. 

Conclusiones

De lo expuesto anteriormente quería terminar con algunas ideas generales sobre lo expuesto y estas ideas son: 

  1. No importa cuanto ganes, si no sabes administrar puedes ganar 100.000 dólares mensuales, y vas a seguir igual o más endeudado que antes. 
  2. Distinguir correctamente los activos de los pasivos
  3. Los activos ponen dinero en tu bolsillo, mientras que los pasivos sacan dinero de tu bolsillo. 
  4. Llenar tu columna de activos, la idea principal es estar permanentemente capitalizándonos.
  5. Tener cuidado con los otros enemigos de tu Independencia financiera como son la inflación y los impuestos confiscatorios. 
Comparte en tus redes sociales

3 pensamientos sobre “Los secretos de la capitalización”

  1. Pingback: La inflación y la independencia financiera | Capitalizándonos

  2. Pingback: La deuda es cáncer y cómo salir de ella | Capitalizándonos

  3. Pingback: ¿Qué son los dividendos y por qué son tan importantes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *