Prescripción

La prescripción es una institución propia del Derecho, hay dos tipos de prescripción, la adquisitiva y la extintiva.

En nuestras columnas nos interesa más la prescripción extintiva que la adquisitiva.

Esta puede ser aplicada a las situaciones en que somos deudores y la deuda prescribe, la idea es que ese crédito deje de ser exigible por el acreedor.

Es recomendable fijarse si es que nuestras deudas se encuentran prescritas o no.

Esta institución puede servir por lo tanto para reducir nuestras deudas y por lo tanto nuestro pasivo

Y así redirigir nuestro dinero hacia la adquisición de activos.

Y de esa forma alcanzar la independencia financiera.